jueves, 12 de abril de 2018

Para los que se justifican mucho

Quien se justifica a sí mismo, hace de su interlocutor su juez: lo eleva a la posición de poder justificarlo o de condenarlo.

Quien habla o se defiende a sí mismo, es inseguro de sí mismo.

Ante pocas personas verdaderamente tendrás que rendir cuentas, sea un supervisor, inspector, jefe, juez, o cualquier otra autoridad.

Pero ten cuidado que no seas de aquellos que se justifican ante todo el mundo buscando su aprobación.

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Oro y Plata Blog de Marco Picón
Maira Gall