domingo, 8 de abril de 2018

Fallar también te lleva a la excelencia

Porque fallar implica aprender, y si no te rindes, continúas aprendiendo, continúas meditando y sigues arriesgando.

En el proceso te perfeccionas. En el proceso te vuelves más sabio.

Un día vencerás, un día será tu día.

Y alcanzas la excelencia.

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Oro y Plata Blog de Marco Picón
Maira Gall