viernes, 20 de abril de 2018

Cumple tu palabra

No te comprometas con algo que no estés seguro de cumplir. Agéndalo, escríbe un recordatorio, amárrate un pabilo en el dedo y haz un pacto contigo mismo de que lo cumplirás. Imagina que tu vida depende de que cumplas esa promesa. Sin vuelta atrás. Si cambias de idea luego de haberte comprometido, aún así no vuelvas atrás. Aunque te perjudique, mantén tu palabra. Ello te ayudará a ser más responsable con los compromisos que asumas con tu boca.

Del libro "50 tons para o sucesso" De J. Edington (2015). Lo recomiendo.

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Oro y Plata Blog de Marco Picón
Maira Gall