jueves, 1 de marzo de 2018

Sé constante

La constancia es lo que te permite continuar tras la emoción que te hizo dar el primer paso y que se esfumó tras los primeros días de tu emprendimiento y es lo que queda tras el polvo cósmico que dejaron las primeras dificultades y los pensamientos de dejarlo todo para después o de abandonar para siempre.

La constancia no tiene sentimientos.

La constancia es implacable.

La constancia continúa a pesar del frío de tu propia indiferencia o del fragor del ánimo impetuoso que pocas veces tendrás cada mañana.

No busques emociones que te hagan seguir adelante. Procura la constancia.

La constancia es la garantía de que llegarás al final.

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Oro y Plata Blog de Marco Picón
Maira Gall