lunes, 11 de abril de 2016

Tu mayor problema


Un padre pasivo, aunque lleno de buenas intenciones y de otras virtudes, será el responsable de la destrucción de su familia.

Un estudiante pasivo, aunque entregue sus trabajos y asignaciones a tiempo, está destinado a ser un profesional no competitivo.

Un ciudadano pasivo, aunque trabajador y respetuoso de las leyes, verá aumentar la violencia y el atropello en su país, siendo responsable de su destrucción.

Un empleado o trabajador pasivo, cumple su horario y hace todo lo que le mandan. Sin embargo, a los ojos de la gerencia será prescindible, uno más.

Un empresario o trabajador independiente que sea pasivo, aún teniendo ética y destreza, será el responsable de que su negocio no crezca y que probablemente vaya a la quiebra.

El problema con la pasividad es que es tan sutil que no nos damos cuenta de que la practicamos.

La pasividad es una de las grandes responsables de los problemas que enfrentamos. La degradación de la sociedad se debe a que los ciudadanos son más y más pasivos ante el control de la natalidad. No tienen un mínimo de planificación familiar, no le dedican luego el tiempo debido a los hijos que tuvieron irresponsablemente, quienes a su vez son criados por la televisión e internet. Estos niños luego se convierten en adultos con problemas estructurales y se vuelven en un problema para sus semejantes y sus propias familias.

Las personas no se importan con la política. Entonces los ladrones cuando se tornan políticos desfalcan las arcas públicas y dictan políticas perjudiciales para toda la sociedad, pero como el ciudadano común no se importa con la política, afirmando que "no me importa la política porque si no trabajo, no como", no entiende que la política influirá en la economía y no podrá trabajar, o si trabaja, no podrá comer.

El estudiante y el empresario pasivos, se conforman con lo que le brinda el aula de clase, el uno, y con las circunstancias y oportunidades que le brinda el mercado, el otro. No piensan que así es el pensamiento de todos o de la mayoría de sus colegas. Así ninguno saldrá adelante, así no harán la diferencia en su entorno. No vencerán la guerra económica.

Debemos analizar constantemente dónde estamos siendo pasivos. La pasividad en algún aspecto de nuestra vida es garantía de problemas futuros. Adelántate a ellos. Sé activo y haz que las cosas buenas sucedan.

No seas pasivo, el éxito no viene por si solo. Los problemas sí.

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Oro y Plata Blog de Marco Picón
Maira Gall