viernes, 12 de diciembre de 2014

SIGNOS INQUIETANTES EN LA ECONOMÍA QUE DEBES TENER EN CUENTA

Últimamente oímos hablar mucho acerca de los peligros que rodean a la caída del precio del petróleo.
Pero es no sólo el precio del petróleo el que se está derrumbando.
La última vez que los precios de las materias primas estuvieron tan bajos fue durante el período inmediatamente posterior a la última crisis financiera.
 El índice de materias primas Bloomberg cayó hasta el 110.4571 este pasado lunes, el nivel más bajo que desde abril de 2009.
Al igual que los bonos basura, los productos industriales son un indicador muy fiable de lo que puede avecinarse a nivel económico. En otras palabras, los precios de las materias primas industriales por lo general comienzan a moverse en una dirección particular antes de que lo haga el resto de la economía.
Fuimos testigos de esto en verano de 2008, cuando la caída en los precios de los productos básicos precedió a la crisis financiera del otoño, un par de meses más tarde. Y en este momento, estamos presenciando lo que podría llegar a ser otro gran colapso en los precios de las materias primas.
En las últimas semanas, el precio del cobre se ha reducido sustancialmente. También lo ha hecho el precio del mineral de hierro. También lo ha hecho el precio del níquel. También lo ha hecho el precio del aluminio…
Así que las caídas no afectan sólo al petróleo: el fenómeno tiene una base amplia.
La mayoría de la gente preferirá hablar de las compras navideñas o del futbol, pero lo que está sucediendo en estos momentos con los precios de estos metales industriales será mucho más importante para su vida cotidiana que todas esas tonterías.
Por ejemplo, cuando el precio del mineral de hierro baja es un fuerte indicio de que la actividad económica se está desacelerando. Por eso es tan preocupante que el precio del mineral de hierro se haya hundido casi hasta el mínimo en cinco años.
El cobre es aún un mejor indicador económico que el mineral de hierro.
Los economistas comúnmente lo llaman “Dr. Cobre ” y hay una buena razón para ello. Echando la vista atrás en la historia, el precio del cobre a menudo se ha movido de forma significativa en un sentido o en otro, precediendo el movimiento general de toda la economía. Y ahora que el precio del cobre acaba de alcanzar su nivel más bajo desde la última crisis financiera, las alarmas se han encendido.
Según el analista económico de CNBC Ron Insana, este hecho indica que hay muchas señales a nuestro alrededor de que el año 2015 puede ser muy problemático desde el punto de vista económico…
La caída de precios de las materias primeras lanzan presagios ominosos para todo el mundo:
* La recesión de Japón es más profunda de lo que se pensaba
* La demanda china de materias primas, enmedio de un exceso de oferta de proyectos de construcción no rentables, parece estar cayendo en picado
* El Rublo Ruso se ha derrumbado y el país está al borde de una recesión
* La recuperación económica de la India cada vez parece más débil
* La tasa de crecimiento y la inflación en Europa, para los próximos dos años, han sido revisadas a la baja por el Banco Central Europeo, lo que sugiere que la crisis económica en Europa está lejos de terminar. De hecho, al menos un ex líder europeo con el que hablé hace poco, cree que la crisis en Europa sólo está en sus primeras etapas
* Brasil y otros mercados emergentes están luchando contra una amplia variedad de problemas, desde las recesiones locales, hasta el aumento del valor del dólar, que está complicando la forma en cómo los mercados emergentes conducen su política económica interna
Además, el Baltic Dry Index, (un índice que refleja el nivel de comercio marítimo en todo el mundo), está ahora en su punto más bajo en esta época del año, desde 2008.
¿Qué quiere decir todo esto?
Evidentemente, no se pueden hacer previsiones totalmente certeras en el campo de la economía, ni afirmar de forma concluyente que nos acercamos a un desastre económico.
Pero se dice que aquellos que no aprenden de la historia están condenados a repetirla y muchos de los modelos que llevaron a la crisis financiera de 2008, se están repitiendo de nuevo.
Y eso es algo que debemos tener en cuenta…

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Oro y Plata Blog de Marco Picón
Maira Gall