jueves, 30 de enero de 2014

Cuando un dólar costaba 42 mil millones...

En estos tiempos, pero en 1923, en Alemania un dólar costaba 42 mil millones de marcos alemanes, en la mayor locura de impresión de dinero fiduciario en la historia moderna.

El valor del dinero fiduciario siempre tiende a cero, y en el caso de la hiperinflación que atravesó Alemania luego de la Primera Guerra Mundial, cada día los comerciantes aumentaban los precios de los bienes y servicios.
Tal era la impresión de billetes cada día, que las imprentas no se daban abasto y hubo escasez de papel e imprimían sobre cualquier cosa: tela, madera, etc.

En la imagen, unos niños juegan con bloques hechos de papel moneda.


El gobierno alemán tuvo que pagar fuertes indemnizaciones a los países vencedores de la guerra, de modo que impidió al pueblo alemán el cambio de sus billetes por oro y les impuso, por medio de la devaluación de la moneda (un impuesto silencioso) el pago de todas esas indemnizaciones.

Muchos consideran que esta catástrofe financiera llevó al poder a Adolfo Hitler. La verdad es que quien analice la historia, se dará cuenta de que antes del surgimiento de un tirano, un autócrata, dictador, populista o revolucionario, siempre hubo una catástrofe financiera. 

Problemas financieros en un país, dan a luz dictadores.

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Oro y Plata Blog de Marco Picón
Maira Gall